abuso de mujeres 3

Abuso de mujeres – Parte 3


 

  • ¿Qué es la Alienación Parental?

LA ALIENACIÓN PARENTAL es un tipo de abuso emocional y psicológico a los hijos con el fin de destruir la relación de éstos con el otro progenitor. A través de la denigración, las mentiras y el desprecio, uno de los progenitores aleja a los hijos con respecto al otro. El progenitor proyecta el odio hacia su pareja en los niños, anteponiendo al bienestar de los niños.

Algunos ejemplos de alienación parental:

  • Los niños perciben a uno de los padres como el causante de los problemas económicos del otro progenitor.
  • Los niños tienen conocimiento de detalles relacionados con los aspectos legales del divorcio o de la separación.
  • El tiempo de las visitas no se respeta según lo acordado.
  • Los niños muestran repentinos y negativos cambios hacia el padre/madre.
  • El progenitor que abusa menosvalora al otro o habla con altivez en presencia de los niños.
  • El abusador hace creer a los niños que la pareja es abusiva y que puede poner en riesgo a los niños.
  • Se le permite a los niños elegir si quieren visitar o no al otro progenitor, saltando el régimen de visitas.
  • Privar a la otra pareja la posibilidad de participar de actividad, visitas médicas y demás horarios extraescolares.
  • Falsas alegaciones de abuso sexual, drogas y alcohol u otras actividades ilegales por el otro padre.
  • Hacer sentir culpables a los niños por visitar al otro progenitor.
  • Recordar a los niños que él/ella tiene buenas razones para sentir enfado/a hacia el otro progenitor.
  • Pedir información acerca de la vida personal del otro progenitor.
  • Usar los niños para transmitir mensajes negativos.
  • Amenazar con quedarse con la custodia de tus hijos.
  • Amenazar con secuestrar a los hijos.

La alienación parental priva a los niños del derecho de ser queridos y cuidados.

  • ¿Existe el abuso dentro de las creencias religiosas?

Cualquier creencia que permite y promueve directa o indirectamente el abuso de la mujer es un delito. Algunas iglesias, sus líderes, pastores y religiosos fanáticos son abusadores físicos, emocionales o espirituales.

El abuso espiritual se da en los siguientes ejemplos:

  • Utilizar las escrituras y la biblia para justificar el abuso.
  • Condicionar a la mujer para creer que es inferior al hombre.
  • Atemorizar a la mujer con que Dios no la cuidará si no obedece al hombre.
  • Con los niños, las enseñanzas de las escrituras o de la biblia son usadas para degradar, penalizar o justificar una disciplina excesiva
  • ¿Cuál es el perfil de un maltratador?

El perfil de personalidad de un maltratador puede cumplir las siguientes características:

  • Temperamento incontrolable, Necesidad de poder y control para sentirse por encima, Celos extremos.
  • Intenso miedo de abandono
  • Carácter antisocial
  • Un pasado alcohólico y de abuso.
  • Expectativas irrealistas de la relación.
  • Incapacidad para aceptar la responsabilidad de su conducta
  • Baja autoestima
  • Desorden de personalidad
  • Adicto a las drogas, al alcohol o a los fármacos

Algunos maltratadores sufren de Trastorno de la Personalidad Antisocial, Trastorno de Personalidad Boderline, Trastorno Bipolar, Trastorno de Personalidad Narcisista, Trastorno de la Personalidad Antisocial.

El maltratador puede abusar de diferentes formas, si identificas algunas de estas acciones están ante un abuso:

  1. Aislamiento El maltratador corta tus relaciones con el mundo exterior, te mantiene alejada de tu familia o amigos, e incluso trata de evitar que vayas al trabajo o de que estudies, desprecia a tus seres queridos. Te exige que le pidas permiso para hacer cualquier cosa o ir a cualquier lugar.
  2. Amenazas El maltratador te asusta y logra que no te vayas. Amenaza con lastimarte o incluso matarte a ti, a tus hijos o a alguien querido; amenazas de demanda para que pierdas la custodia de tus hijos; amenazas de suicidio.
  3. Negación y culpabilización Los abusadores suelen ser maestros en justificar su comportamiento, una mala infancia, un mal día, o incluso que la responsabilidad es tuya por haberle provocado. Niegan lo que está ocurriendo o lo minimizan.
  4. DominanciaEl hombre que abusa toman decisiones por ti y por tu familia, te dice qué tienes que decir, y quiere que obedezcas sin cuestionar. El trato que recibes es como si tú fueras la sirvienta, un menor o incluso una posesión.
  5. Humillación Pretende que te sientas inútil y que pienses que nadie te querrá, que te sientas en peligro si rompes la relación. Insultos, escándalos y menosprecios tienen el objetivo de quebrar tu autoestima y hacerte sentir impotente.
  6. Intimidación Miradas o gestos amenazantes, gritos violentos, destrozar cosas delante de ti, destruir pertenencias, hiriendo a alguien, o mostrar alguna arma, todo para provocarte el miedo y te paralice.

Si eres víctima de abuso, no es culpa tuya. Solo el abusador es el responsable. Pide ayuda.

Consejos esenciales para salir de un abuso:

  1. Acepta la situación. La negación es un sello distintivo del abuso. Admite que has sido víctima de abuso y reconoce el daño que te ha hecho. Aunque has sido abusada, eres una mujer fuerte y hay alguien que te quiere, nadie tiene el derecho de continuar abusando de ti.
  1. Establece límites prioritarios. Los límites le aclaran al abusador que ya no estás más en una situación de víctima. Al establecer límites puede provocar que el abuso se intensifique, mantente a salvo. Busca a alguien que te pueda ayudar antes de dar este paso. Acude a alguna asociación o centro dedicado a la violencia de género.
  1. Desarrolla relaciones sanas. Es un paso esencial tener amigos y familia que te puedan ayudar. Ellos te apoyarán y te ayudarán en tus decisiones. Los grupos de apoyo con profesionales es una buena ayuda.
  1. Olvida. No se trata de negar o justificar al abusador si no de desistir de la venganza. Cuando olvidas te liberas y puedes centrarte en tu nueva vida y en lo que quieres.

Si eres víctima de abuso, no es culpa tuya. Solo el abusador es el responsable. Pide ayuda.