escribir un diario

Escribir un diario


El diario puede ser una herramienta muy útil. Nos permite anotar cualquier preocupación o miedo en un lugar seguro donde si no queremos nadie lo leerá. Por lo tanto, el primer paso será pensar de qué modo podemos asegurar esa privacidad. En el proceso de escribir el diario, a menudo encontramos la solución a nuestros problemas o nos damos cuenta que el problema no es tan grave como parecía. No ayuda a darnos cuenta y valorar las cosas buenas que hacemos en el día a día. El diario además de darte la posibilidad de reflexionar sobre lo que te haya acontecido durante el día, también te anima a desarrollarte creativamente al escribir libremente y a aprender a expresar tus emociones, diferenciándolas unas de otras, pero además puede ser un lugar donde expreses gratitud por las cosas buenas que te hayan ocurrido.

El diario te da la posibilidad de escribir todo lo que te viene a la mente, por más incomprensible, fantasioso y extraño que sean esas ideas, al escribirlas quizás puedas encontrarle sentido. Durante el día, situaciones, conversaciones, pensamientos y actividades pueden volar rápidamente de nuestra memoria. Pasando solo unos minutos escribiendo cada día el diario te da la oportunidad para calmarte, mirar atrás y revisar las cosas importante que te hayan ocurrido durante el día, describiendo no solo lo que haya pasado, sino también lo que piensas o sientes en ese momento en que estás escibiendo. Al escribir sobre cómo reaccionas a las diferente situaciones durante el día y cómo te has sentido a lo largo del día puede llegar a entender cómo te ves y cómo ves el mundo que te rodea. Ello te ayudará a evaluar el progreso que estás haciendo en tu camino para salir de la depresión o la ansiedad. Escribir el diario nos permite mirar desde otra perpectiva, tomando distancia y evaluando más objetivo lo que nos haya acontecido. Con este ejercicio diario podremos ver cómo cambiando pensamientos o conductas podemos tener diferentes resultados.

Banner newsletter 10 consejos

Cuanto más sepas de ti mismo/a mejor podrás manejar la depresión y la ansiedad y un diario puede ser una herramienta poderosa.

Escribir un diario te complementará en el trabajo con un psicólogo/a que estés llevando, haciendo más efectiva la terapia.

Es importante que trates en lo posible escribir todos los días, reservando unos 15 minutos de tu tiempo para el diario. Te ayudará si lo haces en un lugar y en un momento de tranquilidad, sin interrupciones. Antes de irte a dormir puede ser el momento ideal, suele ser el más tranquilo y además te permite escribir sobre lo que ha sucedido durante el dia. Se trata de escribir todo aquello que tu consideres importante o no, pensamientos, emociones, ideas, preocupaciones, sucesos negativos y positivos.

Si ya te estás recuperado de tu depresión o ansiedad, el ejercicio de escribir diariamente te puede beneficiar también, cómo te vas sintiendo, si tomas medicación, cuáles son los efecto que te produce, en qué momento del día sientes más unos sínotmas u otros, qué cosas te producen estrés, cómo te afectan las relaciones con tu entorno, los cambios de humor… Te permitirá mirar atrás con el tiempo y ver como has ido recuperándote.

Aunque el diario es una herramienta confidencial e íntima, puedes compartirlo si lo deseas, especialmente con el terapeuta.

Escribir tus pensamientos y sentimientos suele ser difícil al principio. Pero con la práctica vas a ir adquiriendo la habilidad de diferenciar unas emociones de otras, de darte cuenta qué te pasa y cómo reaccionas ante siuaciones determinadas. Si te encuentras delante de él y te quedas en blanco sin saber qué escribir, empiezan describiendo lo que te has hacho durante el día y poco a poco saldrán esas emociones y pensameintos que pasaron por tu mente.

¿Quieres saber cuál es tu nivel de ansiedad?, Pulse aquí