Superar la ansiedad

¿Qué es la ansiedad?


La ansiedad es una respuesta de adaptación normal que lleva a ponernos en alerta. Una madre preocupada porque su hijo no llega la hora prevista a casa, analiza las alternativas de esa demora, se quedó charlando con un amigo, el autobús llevaba retraso, espero un poco más sino llamo a amigos. También nos permite concentrarnos ante situaciones estresante, como tener que hablar en público, esos nervios nos permiten concentrarnos en nuestro tono de voz, volumen, posición de las manos.

En los casos en que la ansiedad es desproporcionada y no nos permite   hacer una vida normal, se la considera un transtorno. La madre que lleva la preocupación por el poco retraso de su hijo a imaginar escenas de accidente o muerte, empieza a ponerse tensa, siente sudoración, palpitaciones, temblores. Cuando la ansiedad nos dificulta nuestra vida diaria, cuando se da aún no habiendo motivos, debemos consultar a un psicólogo. El psicólogo nos hará una examen para valorar si estamos sufriendo un transtorno de ansiedad y qué tipo; cuál será el mejor tratamiento para nuestra situación.

El 20% de la población puede estar afectada por uno o más de estos transtornos.

Hay diferentes transtornos de ansiedad. Cada trastorno de ansiedad tiene diferentes síntomas, pero en todos hay una constante, un temor irracional.

  1. Trastorno de ansiedad generalizada.
  2. Trastorno de pánico
  3. Trastorno obsesivo-compulsivo.
  4. Trastorno por estrés postraumático.
  5. Trastorno de ansiedad socialo fobia social.
  6. Trastorno fóbico

 

TRANSTORNO DE ANSIEDAD GENERALIZADA

El transtorno de ansiedad generalizada, TAG, se caracteriza por una preocupación y ansiedad frecuente y persistente .

El TAG se desarrolla lentamente. Generalmente, comienza en la adolescencia. Los síntomas pueden mejorar o empeorar en distintos momentos, y empeoran en momentos de estrés.

Antes de saber que estamos sufriendo este transtorno puede que hayamos ido al médico por dolores de cabeza, insomnio, falta de concentración…. Puede que hayamos tratado los síntomas parcialmente sin resolver el problema.

Síntomas

El síntoma principal es la preocupación o temor, incluso cuando no existen causas que lo motiven.

  • Dolores de cabeza
  • Palpitaciones cardíacas
  • Insomnio
  • Mareos
  • Dificultad concentración
  • Sobresaltos con facilidad
  • Dolores musculares, dolores abdominales
  • Dificultad para relajarse
  • Cansancio
  • Temblores, tics
  • Irritabilidad, sudoración.

Diego, 17 años, tendía a preocuparse excesivamente por sus exámenes, a pesar de que sus notas seran excelentes. Sufría sudoraciones, fuertes dolores de cabeza, tenía dificultades para dormir, dolores abdominales.. Los síntomas fueron agudizándose y cada vez eran más frecuentes e insoportables. Después de un exámen riguroso,el equipo del gabinete de psicólogos le diagnosticó transtorno de ansiedad generalizada. Ahora, un año después su vida es normal y ante situaciones estresante tiene técnicas aprendidas con el tratamiento para poder controlarse ante los primeros síntomas de ansiedad.

Causas

Las causas del transtorno pueden ser factores hereditarios y/o ambientales. Situaciones estresantes pueden provocar la aparición del transtorno.

Muchas de las personas que sufren ansiedad también experimentan otros trastornos , como depresión y/o pánico.

Tratamiento

Es esencial consultar lo antes posible con un Psicólogo sobre los síntomas que pueda estar sintiendo. El profesional en salud mental hará una evaluación para descartar cualquier otro problema físico que pueda ser el causante.

La terapia cognitiva-conductual es la terapia recomendable .Nos enseña diferentes maneras de pensar, reestructuración cognitiva, asertividad, técnicas de resolución de problemas y autoestima y ejercicios de percepción y comunicación.

Para reducir el estrés de forma inmediata hay algunas técnicas que nos pueden ayudar: técnicas de relajación y respiración profunda, meditación, ejercicio físico, yoga.

La alimentación puede contribuir al tratamiento. Por ejemplo, la disminución o eliminación de bebidas estimulantes como el café,

Fármacos. En algunos casos puede llegar a ser necesario la medicación. El profesional lo derivará a un especialista para la prescripción de ansiolíticos u otros fármacos. Debemos tener en cuenta que la psicoterapia es imprescindible, aún con medicación, para poder resolver el problema. Existe el riesgo de adicción. Los efectos secundarios son relevantes.

Banner newsletter 10 consejos