Trastorno obsesivo compulsivo


En el trastorno obsesivo-compulsivo  hay pensamientos obsesivos que no podemos controlar y ello nos provoca ansiedad. Realizamos conductas repetitivas o rituales(compulsiones) para disminuir esa ansiedad.

Nos sentimos culpables de nuestra conducta anormal y tenemos dificultades en nuestra vida diaria.

Las caracterísitcas más importantes en el TOC son:

  • Intolerancia a la incertidumbre, el control da seguridad.
  • Miedo a que suceda una catástrofe.
  • Búsqueda de la perfección como necesidad vital.
  • Siente una responsabilidad excesiva
  • Excesiva importancia dada a los pensamientos y al significado que se les atribuye.
  • Rigidez de ideas.

 

Algunos tipos de TOC:

-Obsesiones relacionadas con la contaminación , usar guantes , limpiarse las manos, la ropa, muchas veces al día, y aún asi no consiguer sentirse limpio.

– Obsesión de que pueda ocurrir una catástrofe, comprobar cerraduras, gas, enchufes, varias veces antes de acostarse , preguntarse repetidas veces si se cerró la puerta, si se cerró la llave de.

– Obsesión por la salud, miedo atroz ante síntomas extraños y la muerte, comprobar frecuencia cardíaca, pulsaciones, temperatura corporal varias veces al día y de forma ritual, siempre del mismo modo.

– Obsesión por que las cosas estén en un orden determinado, simétricamente. Si se cambia el orden la ansiedad aumenta.

– Obsesión por los números, dar a los números una connotación mágica y siniestra. Miedo a un número por ejemplo el tres, evitar el tres al marcar un número telefónico, no subir a un tercer piso, no tener tres objetos iguales.

 

Causas

Las causas suelen ser de tipo ambiental, por circunstancias de la vida. Este trastorno responde más bien a personas muy inseguras, que no confían en su memoria y con un sentido de la responsabilidad excesivo.

Algunos estudios sugieren como causas ciertas anormalidades físicas en el cerebro.

 

Tratamiento

La terapia conductista es muy eficaz para este tipo de trastorno. Existen otras terapias, cognitiva, guestalt, psicoanalítica, bioffeedback .

En la terapia conductista, nos enfrentamos al objeto o idea temida, directamente o con la imaginación. Tratamos de evitar los rituales con técnicas que provee el terapeuta.

Ana sufría ansiedad por su miedo a contaminarse por gérmenes y se lavaba las manos en forma ritual, siempre de la misma manera, muchas veces al día. Su ansiedad disminuía pero sólo temporalmente. Ella sabía que su miedo era irracional pero no podía controlarlo. Empezó a trabajar con la terapia conductual. Se le animó a tocar un objeto que ella creía que estaba contaminado y a no lavarse las manos durante un período de tiempo. Así fué venciendo poco a poco sus obsesiones y la ansiedad que le provocaba.

En la Psicoterapia cognitiva las ideas destructivas se ponen a prueba, la culpa, la búsqueda de seguridad, la tendencia al catastrofismo, el perfeccionismo, el autocastigo y la intolerancia al malestar.

También existen los tratamientos farmacológicos, pero es importante llevarlo siempre junto a una terapia psicológica para poder resolverlo definitivamente. El mayor inconveniente con los fármacos son los efectos secundarios.